¿Cómo mejorar mis relaciones interpersonales?

 In Faces Tips

Al hablar de las relaciones interpersonales hay una tendencia a clasificarnos entre ser introvertido o ser extrovertido. Estos dos rasgos de personalidad, si bien son opuestos, no son negativos o positivos, sino que determinan la forma en la que nos gusta relacionarnos con los demás. Además, nadie es radicalmente introvertido o extrovertido, simplemente hay una inclinación hacia uno u otro.

 ¿INTROVERTIDO O EXTROVERTIDO?

Vamos a empezar por definir estos dos conceptos:

La introversión se caracteriza por el interés de la persona en sus procesos internos, como los propios pensamientos y sentimientos, todo lo que tiene que ver con el mundo interior.

La extroversión, en cambio, se caracteriza por concentrar el interés en lo externo, el mundo exterior de la gente y las cosas, estando más al tanto de lo que pasa alrededor.

Como podemos ver, para ser personas funcionales y asertivas en el mundo, necesitamos cultivar ambas habilidades, aunque nos inclinemos más por una que por otra.

Hay ocasiones en las que es más apropiado ser introvertido y otras en las que es mejor ser extrovertido. La clave es el balance, debo preocuparme por los demás, pero sin descuidarme a mi mismo.

ANALICEMOS ALGUNOS EJEMPLOS

Necesitas tomar una decisión importante en tu vida… la respuesta está adentro de ti, puedes confiar en tu sabiduría interna y la única forma en la que la puedes encontrar es teniendo un momento de introspección.

Por otro lado, tienes un amigo que está atravesando una situación difícil… este amigo necesita que salgas de ti y le prestes toda tu atención, que lo escuches y seas empático con él. Ya que tenemos claros estos conceptos, el reto es determinar las situaciones en las cuales debo hablar y en las cuales debo escuchar. Hay oportunidades para todo, pero debemos saber cuándo es el momento indicado.

LOS SERES HUMANOS SOMOS GREGARIOS POR NATURALEZA

¿Gregarios? Ser gregario quiere decir que vivimos en comunidad. Eso no significa que cada uno no seamos diferentes y tengamos nuestras propias ideas y tomemos nuestras propias decisiones. Vivimos en comunidad porque eso le da orden a la sociedad, pero también celebramos nuestras diferencias.

Ya que somos seres sociales, ¿Cómo podemos mejorar nuestras relaciones interpersonales?

Aunque seas bueno haciendo amigos, siempre hay un espacio para hacerlo mejor.

PASO A PASO

PASO CERO

Este paso es el más importante de todos. Atiende y da respuesta a tus necesidades. Para poder estar para y con el otro, debo primero ver dentro de mi y estar bien conmigo mismo.

1.

Comunica tus deseos: no esperes a que los demás adivinen lo que esperas, lo que necesitas o lo que quieres. Puedes utilizar frases como: “me gustaría que…” “quisiera que…”. Pero no olvides que las otras personas tienen derecho a decir que no.

2.

Escucha: pon atención al otro y lo que está tratando de comunicarte. No se trata de quedarte inmóvil, sino de salir al encuentro de lo que el otro dice. Muchas veces sirve recapitular lo que te dicen para estar seguro de que has entendido bien. Puedes decir: “o sea que lo que quieres decir es que…”.

3.

Sé empático: no cuestiones, no juzgues. Trata de comprender desde la postura del otro y no desde la propia. Si te ha pasado, puedes decir: “sé cómo te sientes…”. Si no te ha pasado, puedes decir: “me imagino cómo te sientes…”.

4.

Confía en ti mismo: debes confiar en lo que haces y dices. Esta actitud de confianza será como un espejo y los demás confiarán en ti. Sé tu mismo, practica la autenticidad. Repítete: “confío en mi, soy capaz.”

5.

¡Sonríe! (aunque lleves la mascarilla puesta). La sonrisa establece un clima de amabilidad y hace que se reduzcan las tensiones. 🙂 Además, se ha comprobado científicamente que sonreír te da más confianza para acercarte a los demás.

6.

Controla tus emociones: si estás enfadado o algo te ha molestado, espera el momento oportuno para decirlo con una comunicación asertiva. No culpes a los demás, utiliza frases como: “me sentí mal cuando…”, “quisiera expresar como me he sentido…”.

7.

Practica los buenos modales: ser educado nunca pasará de moda. Saluda al llegar, despídete al retirarte, da las gracias y pide por favor. Los buenos modales nos ayudan y obligan a dar el primer paso.

ATRÉVETE

LAS PERSONAS QUEDARÁN MARAVILLADAS CONTIGO SI LES DAS LA OPORTUNIDAD DE CONOCERTE.

Recent Posts

Leave a Comment

Faces & Our Cultures